¿Qué necesito para viajar en autocaravana?

Si estás aquí, es porque algo en tu interior te ha movilizado. Tal vez, leíste en nuestro blog algunas de las rutas en autocaravana que pudimos experimentar por España.

Tal vez, un compañero de oficina, el lunes capturó la atención de todos comentando lo divertida que había sido su escapada de fin de semana en camper.

O tal vez, simplemente te recomendaron la película “Hacia rutas salvajes” y como el protagonista, deseas vivir otro tipo de aventuras en la carretera.

Y entonces, tu alma comienza a vibrar de una manera sorpresiva porque por primera vez, te encuentras deseando viajar en autocaravana.  Claro, suena divertido, pero esas dudas que siempre son las que nos impiden seguir nuestros verdaderos sueños, te asaltan y te inmovilizan.

¡No se lo permitas! No dejes tus sueños en manos de dudas tramposas, que te encadenan día a día. Si nos acompañas, te contaremos por qué un viaje en autocaravana es siempre más ganancia que pérdida.

¿Te animas a descubrir todas las razones por las que un viaje en autocaravana es casi una experiencia religiosa?

Descubrirás lugares de los que nunca has oído hablar.

Esta es probablemente una de las cosas favoritas de los viajes en autocaravana: conducir por la carretera y ver una señal de algo aleatorio, distinto, que llama poderosamente tu atención.

Como nos ocurrió a nosotros en nuestra ruta por Burgos y el País Vasco, durante la cual llegamos a Tobera y tropezamos con las mil leyendas que rodean la Ermita de Santa María de la Hoz.

Y lo único que tendrás que hacer es aparcar tu camper, salir y visitarla sin ningún problema.

Sin reservas de hotel, sin vuelos que coger, sin estrés, sin horarios. Podrás deambular donde te apetezca cada día y explorar lo que encuentres en el camino.

 

Descubrirás que los viajes lentos hacen que el viaje sea parte de la diversión.

Dinos la verdad, ¿no te sientes un corredor a todas horas, actuando como un autómata, tratando de hacer de todo, en el menor tiempo posible?

Y esto se repite aún cuando estás de vacaciones, donde hasta sigues un horario y te sientes culpable si algo no sale en el tiempo estipulado.

Pero los viajes en autocaravana, te obligan a reducir la velocidad, sencillamente porque no puedes viajar a 150 kilómetros por hora, y no lo necesitas.

Después de todo, tu viaje es un descubrimiento, y ni siquiera sabes donde terminará tu ruta cada día. Solo te entregas a lo que el camino está dispuesto a mostrarte, para que lo disfrutes y lo impregnes en tu retina de una manera única.

Porque eso es parte de la aventura, es lo que hace divertido un viaje en autocaravana

Un viaje de fin de semana en la autocaravana se siente como un descanso de una semana agobiante.

 Esta puede ser tu noche perfecta de viernes:

  • Comprar algunos bocaditos para el camino.
  • Conducir unos 30 o 40 minutos hasta un lugar que realmente te guste.
  • Acampar.
  • Descorchar un vino y brindar bajo las estrellas.
  • Respirar profundamente por primera vez en los últimos cinco días.

Porque no importa lo mala que haya sido la semana, lo estresado ​​que estés o el caos que enfrentarás el lunes, siempre te sentirás completamente renovado después de un fin de semana en la autocaravana.

Los médicos deberían comenzar a prescribir esto para aliviar el estrés, creemos firmemente que cambiaría el mundo.

 

Disfrutarás de más momentos compartidos en familia, para lograr una verdadera intimidad.

Vivimos en un mundo súper-inter-ultra-comunicado, y sin embargo, muchas veces, nos sentimos más incomunicados que nunca.

Pero si tienes hijos, descubrirás que durante la ruta en autocaravana, no hay habitación donde aislarse, disfrutarán de una manera nueva el compartir espacios, y hasta es probable que tus hijos reemplacen el móvil, por los juegos de mesa, y mientras conduces, los escuches cómo se divierten, Y tú con ellos, de solo escucharlos.

La autocaravana te brindará ese espacio tan necesario para guardar los móviles y no vivir pendiente de la televisión o de Netflix, para apreciar el fuego arder, contar las estrellas y charlar. Aprenderás cosas nuevas de tus hijos, y ellos de ti. Y eso, no tiene precio.

El viaje en autocaravana también es un viaje de autodescubrimiento.

Puedes dejar la planificación de tus vacaciones para el último minuto.

¿Eres de los que siempre se pierden las promociones de los vuelos low cost?

Despreocúpate, puedes alquilar una autocaravana en el momento que lo desees, algunas horas antes de emprender el viaje.

¡Basta de vivir pensando meses antes lo que harás en las vacaciones de verano! ¡Basta de vivir buscando hospedaje barato cinco meses antes de que viajes!

Puedes organizar un viaje a los lagos italianos en agosto sin reservar un solo camping, y después decidir qué quieres continuar hacia Suiza.

Puedes organizar una ruta por Francia, para viajar en autocaravana durante tres semanas  sin reservar nada con antelación. Los viajes en autocaravana o camper son perfectos para los planificadores perezosos, ¡o para las personas que se están recuperando de ser súper planificadores! 

Puedes parar cuando quieras.

Si estás conduciendo y llegas a un bonito lugar para almorzar, o simplemente quieres descansar un rato a la tarde, rodeado de un bosque que parece sacado de un cuento de hadas, simplemente puedes hacerlo, aparcando tu autocaravana o camper.

Podrás aprender de los lugareños, o conocer nuevos amigos, o incluso, encontrarte gente que al igual que tú, vive una experiencia única con un viaje en autocaravana.

¡Podrás llegar a lugares que nunca imaginaste! Porque los planes en una ruta en autocaravana son absolutamente flexibles.

 

Tienes una cocina contigo siempre que la necesites.

Estamos seguros que no hay nada mejor que despertarse en un lugar nuevo con una vista increíble, hacer un café y disfrutar de un desayuno hecho a tu medida.

Disponer de una cocina en tu autocaravana, te brinda la posibilidad de preparar un menú tan sencillo como complicado, pero sin apuro.

O si te quedas atascado en un embotellamiento de tránsito masivo,  como por ejemplo, el Eurotúnel en un fin de semana festivo, puedes preparar una infusión y darles a los niños unos sabrosos bocaditos para que se entretengan.

Eso de escuchar a los niños durante un viaje en carreta, reclamar que tienen hambre, no lo vivirás nunca más.

Y por último, los atardeceres, las estrellas y la naturaleza en general, es más increíble, porque puedes detenerte a disfrutarla en el momento en que lo deseas.

Acampar bajo las estrellas y despertar con un amanecer impresionante, es una bendición. Pero además, cuando viajas en autocaravana, caminas más, porque recorrer todos los recovecos de los pueblos que visitas y pasas más tiempo al aire libre disfrutando de la belleza de la naturaleza.

Definitivamente, en furgo mola más, y no existe mejor día que hoy para que vivas esta experiencia única que tu corazón pide a gritos.

¿Lo escucharás?

¡Reserva tu aventura con nosotros!

¡Comparte nuestro artículo!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

¡Conoce nuestros últimos artículos en el blog!