Un día en autocaravana Gran Espacio

Estas no son las típicas instrucciones sobre cómo se conduce una autocaravana familiar como nuestra Gran Espacio. Ni sobre cómo funciona la cocina, la ducha o la calefacción. Tampoco son instrucciones para aprender a usar la ducha o el baño. Mucho menos sobre cómo vaciar o llenar los depósitos de agua.

Estas instrucciones son para los sentidos. A través de las próximas palabras vas a sentir cómo es vivir un día en familia en autocaravana. Te trasladamos a cada momento del día, como si estuvieras allí.
De la mañana a la noche. Desayuno, comida y cena. Actividades y descansos. Juegos y aprendizajes. Naturaleza y cultura.
¿Te vienes?

La mañana

A penas comienzas a ser consciente de que estás despertando. Siente una débil luz que se filtra a través de tus párpados. Comienza a moverte, lentamente. Date cuenta de que la textura y firmeza de la cama no es la habitual. Tampoco el olor o los sonidos. Siente ajeno el entorno, pero siéntete a gusto. Acuérdate que hoy es vuestro primer día completo en la autocaravana Gran Espacio.

Detecta el ligero cuchicheo que proviene del otro lado de la autocaravana, de las literas. Descubre que son tus hijos que juntos, desde la litera de arriba, se esconden entre risas ahogadas que les delatan.
Baja de la cama superior, la que está encima de la cabina de conducción, esa que mirabas ayer con recelo pero que te ha proporcionado uno de los sueños más reparadores que recuerdas. Acércate con sigilo a las literas donde esconden tus hijos, levanta la manta y, antes de que digan una palabra, sonríeles, llévate un dedo a los labios en señal de silencio. Sonríeles de manera cómplice. Has dejado a tu pareja en la cama, permítele disfrutar de unos instantes más de descanso.

Ve al baño con los niños y mientras os aseáis, abre la ventana del baño y deja que traten de descubrir qué se ve desde ella. ¿Bosque? ¿Playa? ¿Frío? ¿Calor?.

Literas Autocaravana Capuchina

Desayuno

Nota una punzada de duda cuando llegue la hora del desayuno. Deja de sentirla cuando recuerdes que tienes todo lo necesario en la autocaravana para prepararos un desayuno completo. Deja de sentirla cuando recuerdes que ayer os recomendaron una panadería local donde hacen unos dulces caseros deliciosos.

Elige entre estas 3 opciones de desayuno:

A) Desayuna en casa
Abre los armarios y saca todo el menaje necesario para preparar el desayuno: tazas, cafetera, cucharas, platos, cuencos, vasos. Extiende las mesas del salón doble y ve sirviendo la comida: zumo, café, té, leche, tostadas, fruta, cereales, mermelada.
Disfruta del desayuno sin prisa, con la puerta abierta, deja que el exterior invada el interior. Con la puerta cerrada, mira por los ventanales laterales y siéntete reconfortado con la calefacción encendida.

B) Desayuno para llevar
Prepárate para hacer la primera excursión, pequeña, con tus hijos. Ayer os recomendaron una panadería: ir a comprar unos dulces y pan para desayunar. Vuelve a la autocaravana abrazado una bolsa de churros calientes, un pan de pueblo o una bandeja de dulces caseros. Sorpréndete cuando entres y veas que tu pareja ha preparado café, té, un bowl con fruta y tazas con leche o zumo; todo extendido en las dos mesas del doble salón. Dale las gracias mientras te quita las bolsas que has traído de las manos y tus hijos le explican, emocionados, lo que has traído.

C) Desayuna fuera
Después de un aseo rápido, propón a tu familia ir a desayunar a aquel bar que ayer te recomendó un vecino del pueblo donde habéis pernoctado. Tiene una terraza muy agradable en una calle sin tráfico. Tiene un acogedor espacio interior, ideal para resguardarse del frío.

Durante la mañana

La mañana es vuestra. El tiempo es vuestro. Elije un plan en familia acorde a vuestras necesidades. Dejaros llevar y sentiros a gusto, la logística está de vuestra parte. Si hay hambre, lleváis el restaurante a cuestas o podéis elegir uno.
Si hay sueño o cansancio, el hotel viaja con vosotros. Con esta perspectiva, ¿qué os apetece hacer hoy?

A) Montaña
Habéis pernoctado en un lugar perfecto para explorar la montaña. Quizá os animéis a hacer una pequeña ruta de senderismo. Has escuchado sobre un arboreto y quieres enseñarle a tus hijos la flora autóctona, que la vean con sus propios ojos. Hay un sendero perfecto para realizar en familia, observando el entorno natural.
Prepara calzado para andar en el campo: ropa cómoda, ropa de agua, ropa de abrigo.
Carga las mochilas: agua, fruta, snacks.
Volver en un rato o en 1 o 2 horas. No volváis en toda la mañana. Volver mojados y colgar la ropa en la ducha de la autocaravana. Volver acalorados y refrescaros en la ducha.

B) Playa
A penas ha dado tiempo a terminar el desayuno cuando tus hijos ya están en marcha deseando ir a la playa. Te sientes agradecido por haber elegido ese lugar para pernoctar, justo al lado de la costa. Prepara protector solar, toallas, juguetes y flotadores, bañadores, toallas y sombrilla. Llena una pequeña mochila con agua, fruta y algún picoteo para media mañana. Siguiente paso: correr a todo lo que os den las fuerzas para ser la primera o el primero en tocar el agua.

C) Relax y juegos
Esta noche habéis pernoctado junto a otras familias. La zona es tranquila y segura; al salir de la autocaravana pones el pie en la naturaleza. Vuestros hijos no tardan en hacerse amigos y comenzar a inventar juegos. Se sienten exploradores yendo de una autocaravana a una furgoneta, estudiando las diferencias e inventando mundos fantásticos. La funcionalidad de los espacios se multiplica: son bibliotecas, cines, circuitos de coches, salas de disfraces, escenarios de búsquedas de tesoros o laboratorios. Escondites, cuevas o refugios. Pasa la mañana viendo cómo disfrutan entre ellos. Aprovecha para entablar amistad entre padres y madres.

La tarde

Se acerca el mediodía y hay que tomar decisiones. Tranquilo, son todas placenteras. ¿Dónde y qué vais a comer? ¿Qué actividades os apetecen para pasar la tarde? Párate a escuchar los ritmos y necesidades de tu familia. Hablar sobre vuestras preferencias. Escoger los planes que más os apetezcan. De eso trata esta aventura, de disfrutar, ¿verdad?.

Comida

Igual que a la hora del desayuno, elige la opción que más os guste:

A) Come en casa
Llegar cansados de la playa, de la montaña, de visitar un pueblo. Llegar con hambre y ganas de casa. 
No rompas el juego de tus hijos con sus nuevos amigos. No muevas la autocaravana de su sitio. Preparar la comida mientras escuchas el jaleo de risas entrando por la ventana de la cocina. Comer con invitados, solos, con la puerta abierta o cerrada. Abrigados o en bañador.

B) Come fuera
Has buscado un restaurante cómodo para tu familia. Sirven platos típicos de la zona. No te los puedes perder, los recomiendan en las mejores guías que has leído en internet. Tiene un parque al lado. Tiene un lugar de juego para tus hijos. El entorno es ideal para que ellos disfruten la sobremesa jugando. Vais solos, vais acompañados por la familia que habéis conocido esta mañana.

viajar-familia-autocaravana

Media tarde

Otro abanico de posibilidades en forma de planes se abre ante vosotros cuando llega la tarde. Muestra las siguiente propuestas a tu familia. Elegir una. O dos…

A) Aventura
Parques de escalada, paseo a caballo o búsqueda de un tesoro con Geocaching. Identificar flora en un bosque encantado o montar en kayak. Aprender a hacer surf, montar en bici o trepar en un circuito por un bosque. 
El cuerpo os pide aventura, ¡dársela!

B) Talleres 
Los talleres te parecen un plan familiar perfecto, porque aprendéis todos y os relacionáis con el entorno. Elegir entre taller de quesos, visita a una granja, recolectar frutas, verduras o aprender artesanía local.

C) Museos 
Etnográficos, científicos, geológicos, de ciencias naturales o atropológicos. Aprovecha la parada en ese pueblo/ciudad para visitar un museo con tu familia. 

C) Carretera 
Os cambiar de lugar para pernoctar y despertar con otras vistas. Acomodaros en los asientos equipados para grandes y mayores. Poner buena música para disfrutar la ruta y no perdáis detalle de los paisajes. 

Cama Capuchina

La noche

El final del día se acerca y hacéis planes para terminarlo como más os gustaría.
La autocarava sigue en el mismo lugar en el que habéis pasado el día. Os gusta la zona.
La autocaravana amanecerá en el nuevo lugar al que habéis llegado. Es casi de noche y os imagináis cómo será el entorno con la claridad del día.

Daros un momento para averiguar cómo os sentís y qué os apetece hacer esta noche: ¿tenéis sueño? ¿queda energía suficiente para salir a cenar? ¿unos últimos juegos? ¿una cena casera? ¿una película o un cuento antes de dormir?

La cena

Elegir un plan de cena que se adapte a vuestras energías y necesidades de esta noche.

A) Cena en casa: plantea una cena rápida; el día ha sido muy intenso y a los niños a penas les quedan energías para sentarse a la mesa. 
Aún queda día por delante pero el cuerpo os pide cenar en casa. Prepara la cena entre juegos, duchas y risas.

B) Cena fuera: pese a la actividad del día, vuestra energía sigue siendo suficiente como para salir a cenar fuera. Sentaros en ese bar de la plaza que tanto os han recomendado, hace una noche templada y muchos niños aún juegan allí.
Salir abrigados porque la noche es húmeda, la punta de la nariz se os queda fría enseguida. Entrar al restaurante donde has visto que tienen una chimenea preciosa en la sala. Dejar los abrigos a un lado, porque os sobran, y disfrutar de una cena caliente.

Después de cenar

Cuentos leídos en la cama en susurros, con emoción contenida o blandiendo una espada imaginaria para enfrentarse a unos piratas que quieren abordar la autocaravana.

Una película que les hace no moverse del sitio durate hora y media, más que para recolocarse o agarrarse la barriga de las carcajadas.

Brazos grandes que cargan con pesos dormidos del salón a la cama en cuatro pasos. Murmullos de buenas noches y largos suspiros de quien ya descansa a gusto después de un día emocionante.

Final del día

Tumabado en la cama, tratando de pensar en qué se verá mañana por esa ventana que tienes a tu lado. Haces repaso del día; tenias tus dudas sobre viajar en autocaravana en familia, pero está resultando un éxito. La extrañeza de las primeras horas, mientras aprendíais a manejaros en la autocaravana, se ha tornado en una sensación de satisfacción. Te sientes cómodo y contento. Sabes que todos os habéis ido a la cama con la misma sensación.

Se te cierran los ojos mientras repasas el plan de mañana. Justo antes de empezar a soñar cae en la cuenta de que no es importante tener un plan cerrado. Viajáis en autocaravana, cualquier cambio de plan es fácil. Sonríe pensando en esta nueva forma de libertad que habéis descubierto.

¿Necesitas vivir esta experiencia?

Tu familia y tú podéis ser los protagonistas de esta historia. Descubre una nueva forma de viajar en familia.

¡Reserva tu aventura con nosotros!

¡Comparte nuestro artículo!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

¡Conoce nuestros últimos artículos en el blog!