Ana, Kevin y Simba; ¡Somos Enfurgomolamás!

Nuestra historia viajando en Camper

Nuestra historia comienza en el año 2019 cuándo realizamos nuestro primer viaje en furgoneta camper. Resultó un maravilloso descubrimiento para nosotros. Despertamos con unas preciosas vistas frente al mar, dormimos en un mirador en lo alto de una montaña, cambiamos de ruta sobre la marcha y comprobamos que el tiempo viajando de este modo, está en nuestras manos. 

Llenos de ilusión por dar a conocer al mundo esta forma de viajar que tanto nos apasiona, decidimos poner en marcha este proyecto con el que disfrutamos viajando y entregando las llaves de nuestros vehículos a todos los viajeros aventureros que se animan a vivir una experiencia inolvidable.

Nos fascinan los viajes itinerantes en total libertad, nos encanta descubrir lugares de esos que te roban el corazón, conocer la historia de cada lugar, su gastronomía, sus personas, nos encanta aprender de las vivencias que nos aporta cada viaje.

Tenemos muy clara la idea de que “compartir es vivir” y estamos aquí para que tú también puedas vivir la experiencia de viajar en camper o autocaravana con la tranquilidad de que, durante tu viaje, siempre nos tendrás disponibles las 24 horas del día, te asesoramos en rutas y te formamos para que conozcas a la perfección como utilizar tu casa sobre ruedas.

Ana

Enamorada de la vida y apasionada de los viajes. Sabe disfrutar de cada momento, de la compañía, de la naturaleza y de todo lo que descubre y aprende en cada viaje. Le encanta la charla con los lugareños que encuentra, degustar la gastronomía típica de cada lugar y sobre todo abrir la puerta de su casa rodante y contemplar los maravillosos paisajes que convierte en su jardín allá donde va. 

Simba

Aventurero bichoncito maltés. Le encanta explorar distintos lugares, olfatear el mar, correr sin cesar por la arena de la playa, por la nieve y por todos aquellos sitios por dónde lo lleven. Es muy bueno, durante el viaje siempre se duerme y nada más escuchar el freno de mano levanta la cabeza y mueve su rabito con alegría por salir y descubrir su nuevo hogar.  

 

Kevin

Sonriente y alegre es su estado natural, contagia a todo aquel que tiene la suerte de conocerlo. Su inquietud por descubrir el mundo, vivirlo, disfrutarlo y compartirlo, lo convierte en el corazón de Enfurgomolamas. Le encanta explorar y obtener recuerdos de lugares de ensueño, fotografiarlos, grabarlos y memorarlos. La comida típica de cada zona siempre lo deja con buen sabor de boca. Sabe exprimir al máximo cada viaje haciendo que cada parada sea única y especial.